Vie. May 24th, 2024

La alta tecnología es asociada con los sistemas de inteligencia artificial al momento de proteger el hogar, las cámaras inteligentes conectadas al smartphone, sensores de movimiento, cerraduras inteligentes, nunca están lejos de casa y ha sido seguro.

La IA promete seguridad y eficiencia en nuestras vidas, gracias a las bondades, aplicadas a las cámaras de seguridad inteligentes que incorporan un sistema de análisis de video con alta tecnología, la vigilancia del hogar se puede volver perfecta. Ahora bien, no debemos olvidar que las cámaras solo sirven como sistema de alerta y supervisión, el corazón de la seguridad física son la cerraduras y puertas que instalan cerrajeros especialistas y en conjunto, cámaras y cerraduras, hacen una gran diferencia.

La capacidad de una máquina para ser inteligente es gracias a la IA, es un agente flexible que percibe el entorno y lleva a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea.

Una máquina que imita funciones cognitivas humanas es capaz de aprender a resolver problemas, la IA se aplica en multitud de aspectos del día a día, aplicada a la vigilancia en el hogar, hará que el sistema mejore con el tiempo.

Refuercen los puntos flacos y se adelanten a los infortunios, siendo un complemento a la protección que aportan los seguros de hogar, es el mejor momento para estar tranquilos rodeados de la tecnología adecuada.

Proteger una casa con mentalidad de robots

El clásico sistema de cámara de seguridad conectada a una central o una alarma que detecta algún movimiento en las puertas o verjas del hogar es cosa del pasado.

La vigilancia está lista para ser automatizada, enviar datos en tiempo real a un smartphone remoto, tomar decisiones autónomas que garanticen una protección total.

Las nuevas cámaras de seguridad se conectan a la red WiFi doméstica y transmiten al móvil del cliente las imágenes que están grabando.

Un ojo atento a todo

En el mercado, las cámaras pensadas para su uso en exteriores, capaces de abarcar un campo de visión de 180°, grabación de imágenes en resolución Full HD concebidas para resistir intemperie y ataques vandálicos.

Las cámaras de vigilancia concebidas para su uso en interiores son capaces de mimetizarse con cualquier objeto del hogar, están dotadas de tecnología de punta, con visión nocturna por infrarrojos y sistema de detección de movimientos.

A esto se le suma el sistema de cerraduras inteligentes, que completa el ecosistema digital de acceso a una casa, pasando por las claves o los sensores biométricos como detección facial o sensores de huella dactilar.

Blindar la casa de dentro afuera

Según expertos es necesario blindar los puntos vulnerables del hogar, ampliando una serie de lugares secundarios de manera que el nivel de seguridad estará en el flanco más débil.

Se debe reforzar la seguridad de la puerta de entrada instalando detectores de movimiento en accesos como las ventanas, balcones o patios. Las persianas autoblocantes son un avance considerable que ofrece elementos de seguridad pasiva a tener tan en cuenta como las puertas acorazadas.

Los detectores de rotura informan al sistema cuando una ventana o puerta están siendo forzadas, mientras los sistemas de detección de movimiento o las cámaras de infrarrojos se conecta a una central de alarmas que provea al cliente servicios de seguridad o directamente a la policía.

La línea de vigilancia digital a desplegar inicia en las cámaras de seguridad para exteriores, que informan sobre lo que sucede en los alrededores del hogar, registrando la alta resolución y el sonido nítido y terminan en el smartphone y servidores remotos.

 

 

Por admin